COP 26 y contribución del entorno construido al Calentamiento global

Actualizado: 29 nov 2021

Desde el 31 de octubre hasta el 12 de noviembre se está llevando a cabo en Glasgow (Escocia, UK) la COP 26 (26a edición Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático), en la cual se reúnen líderes políticos, representantes de organizaciones y empresarios, para debatir, tomar decisiones y establecer acuerdos frente al cambio climático ocasionado por el calentamiento global. En palabras del secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, la COP26 es nuestra última oportunidad para limitar a 1.5° C el peligroso aumento de la temperatura global que amenaza con la vida del planeta.

Esta conferencia será la primera en reconocer la enorme contribución del entorno construido al calentamiento global. Con un 40% aproximado de las emisiones globales de CO2 y otros GEI provenientes de edificios e infraestructura, este alto porcentaje indica que la descarbonización del entorno construido es fundamental para alcanzar el objetivo de limitar en 1.5°C el calentamiento global. La COP26 dentro de su calendario tiene programado el 11 de noviembre al tema de Ciudades, Regiones y entorno construido, lo que señala que este tema ha cobrado importancia en las agendas gubernamentales y coloca al sector de la arquitectura y la construcción en el foco de atención y conexión directa con los líderes mundiales. Para este día, grandes empresas, gremios, instituciones y asociaciones del sector se han venido preparando y manifestando, para dar cuenta del compromiso que como sector han asumido. Presentarán el informe “Construido para el Medio Ambiente”, en el cual se exponen casos de estudio para analizar cómo los edificios pueden desempeñar un papel esencial para afrontar las emergencias climáticas y proteger la biodiversidad.

El informe “Construido para el Medio Ambiente” identifica tres estrategias principales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el entorno construido:


1. Hacer un mejor uso de los edificios existentes para reducir la demanda de nuevas construcciones. Esto se puede lograr con el cambio de uso de edificaciones, reciclaje, rehabilitación y remodelación de inmuebles antiguos evitando su demolición.


2. Minimizar el impacto ambiental negativo de las nuevas construcciones. Se puede conseguir diseñando y construyendo edificaciones eficientes en energía, agua y recursos, los diferentes sistemas de certificación en construcción sostenible son una hoja de ruta para lograrlo.


3. Adoptar planes a largo plazo que sitúen la salud del planeta por encima de las ganancias financieras a corto plazo. Esta estrategia debe implementarse en países industrializados, pero es de vital implementación en las economías emergentes, que han catalogado a la industria de la construcción como uno de sus mayores motores de crecimiento económico.


Es importante subrayar que los representantes del gremio, además de reconocer responsabilidades y establecer capacidades, reconocen que la lucha contra el cambio climático tiene un enfoque multisectorial, es una misión que debe ser realizada de manera mancomunada con la sociedad civil, pero especialmente con el apoyo y compromiso de los gobiernos en todas sus escalas.

Maria Smith, editora del Informe “Construido para el Medio Ambiente”: “ Estamos tratando de decirles a los gobiernos que tenemos los materiales, las habilidades, las herramientas, pero para desplegar esto, necesitamos apoyo en infraestructura, recursos y adquisiciones públicas. Ese es el desafío clave”.


Andrew Waugh, Arquitecto y directivo de Architects Declare: “… el sector del entorno construido realmente ha comenzado su propio camino hacia el cambio transformacional, pero necesita urgentemente el apoyo del gobierno”.


Simon Allford presidente del RIBA: “Estamos asistiendo a la COP para demostrar que el entorno construido está listo y dispuesto a hacer los cambios necesarios para permanecer dentro de los límites planetarios, pero necesitamos la ayuda del gobierno. No podemos hacerlo solos”.


Con el liderazgo de Architecture 2030 (organización independiente sin ánimo de lucro) se ha conformado una iniciativa conjunta sin precedentes de los líderes mundiales en arquitectura, paisajismo, urbanismo, ingeniería y construcción, en la cual emitieron y firmaron el Comunicado 1,5°C de la COP26, una carta abierta en donde demuestran su compromiso con el cumplimiento del objetivo del Acuerdo de París y exigen a los gobiernos del mundo que intensifiquen su compromiso de reducción de emisiones de CO2 y cumplan sus obligaciones frente al Acuerdo.


Algunos de los firmantes son:


UIA: Union Internationale des Architectes, AIA: American Institute of Architects RIBA: Royal Institute of British Architects, IFLA: International Federation of Landscape Architects, USGBC: U.S. Green Building Council, DNGB: Deutsche Gesellschaft für nachhaltiges Bauen

Algunas firmas de diseño: Perkins & Will, SOM, BIG, Gensler, Arup.


La COP26 y sus antecesoras, al igual que este tipo de iniciativas privadas nos hacen reflexionar y contribuyen a comprender que como parte del sector de Arquitectura, Urbanismo y Construcción somos responsables de una gran cantidad de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero causantes del calentamiento global, por lo cual estamos llamados a planear y tomar acción ahora, capacitándonos, transformando las antiguas y poco sostenibles prácticas del sector, proponiendo soluciones innovadoras y de alto impacto para reducir emisiones y desarrollar proyectos que se adapten y ayuden a mitigar los efectos del cambio climático.


María Alejandra Gil M.

Arquitecta. Esp. Construcción Sostenible

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo